Volver
 
Artículos y ponencias

 

 

 

 

She'ôl y Hades: el descenso a las profundidades en la mentalidad hebrea. III Jornadas de Historia, Metodología e Interdisciplinariedad. Universidad Nacional de Luján. 16-18 de noviembre, 2004.

La imagen tradicional del infierno cristiano (un lugar de castigo eterno) es ajena a la mentalidad hebrea antigua. En efecto, ni estos ni los judíos propiamente dichos lo conocían tal como después sería  adoptado por los judíos embebidos en el helenismo. Tampoco aquellos Netzarím,la reducida secta surgida bajo el dominio romano, tendría la imagen del “infierno” que después sería reconocida por la Iglesia Católica. La idea de considerar al cristianismo como heredero o continuador del judaísmo puede llevar a considerar que los judíos del Levante tenían la noción de un infierno, similar a como lo entendían los griegos. A partir de la descripción de ese lugar simbólico podremos ir reconstruyendo su imagen en la mentalidad hebrea a través  del tiempo.

En el presente trabajo sostenemos que la gran transformación del She’ôl en una institución penal comenzó bajo la influencia helenística, entre los siglos III-II a.e.c, donde se fueron incorporando algunos elementos griegos. Empero, esa imagen (transformada) será rechazada por ser extraña a la del She’ôl tradicional, que alcanzó su forma definitiva durante la época de Erzá, para convertirse en una construcción intelectual de larga duración, potenciada por el semi-aislamiento geográfico de las montañas de Judá. Así pues, el She’ôl es un elemento más dentro de las múltiples estructuras del sistema religioso jerosolimano. Se plantean de esta manera una serie de problemas: 1) re-establecer la forma propia del She’ôl en la mentalidad del Israel Antiguo. 2) Contextualizar esa imagen con otras del Cercano Oriente, señalando así las influencias recibidas por Israel. 3) El uso de los distintos libros como fuente histórica para reconstruir, a partir de las dataciones de las distintas “escuelas”, la imagen del She’ôl. Y 4) la influencia del helenismo en la cultura hebrea y por que razón se ve reflejada en los libros que luego, el judaísmo jerosolimano, no incorporaría a su Biblia.


Los "orígenes" de Israel: Arqueología e historia. V Jornadas de Historia y Arqueología de las regiones pampeanas y patagónicas. 12-14 de octubre, 2005.

¿Es posible reconstruir los "orígenes" de Israel a partir del material bíblico tomando al registro arqueológico como una "fuente secundaria" o "indirecta"? y también ¿Es factible realizar dicha reconstrucción únicamente basándonos en la Arqueología ? Pero sobre todo: ¿Es factible conocer los "orígenes" de Israel o se trata de un problema sin solución? En este artículo se examinan algunas de las principales teorías o modelos que se formularon para dilucidar el problema de la "aparición" de los hebreos y el surgimiento de Israel, contrastándolas entre sí y examinando el valor dado al registro arqueológico y a la fuente bíblica, considerando sus puntos débiles y fuertes al momento de intentar explicar el "fenómeno".

Desde nuestra perspectiva la construcción de un modelo que nos permita dilucidar los orígenes de Israel es posible, pero ese modelo no puede ser unívoco, sino multicausal, desde una perspectiva global que considere la coyuntura histórica del paso del Bronce tardío al Hierro (dentro de la complejidad del sistema regional) como algo más que un simple elemento y que se sustente más en información arqueológica que en las tradiciones bíblicas.


Los "orígenes" de Israel: Arqueología e historia. II Jornadas de Estudios Orientales, Escuela de Estudios Orientales, Universidad del Salvador - Transoxiana. 2005. 


 La ahistoricidad de la "Monarquía unida" y la Estela de Tel Dan. IV Jornadas de Historia, Metodología e Interdisciplinariedad. Universidad Nacional de Luján. 8-10 de noviembre, 2005.

 

La investigación histórica del Cercano Oriente Antiguo ha debido de realizarse ex novo debido a la falta, en este capítulo de la Historia de la humanidad, de una tradición historiográfica siendo la única excepción el caso de la Historia Pre-Helenística de Israel. Esta nos enfrenta a un caso peculiar: un pueblo que sometido y deportado, re-elabora su historia no ya desde fundación del estado, sino desde los orígenes mismos del Universo en calidad de palabra divina. Sin embargo, la fe en la historicidad de los relatos bíblicos continuó con la aparición del método crítico que dio nacimiento a la Ciencia Historia en el siglo XIX, aunque si permitió que la Biblia fuera tratada como una fuente histórica independientemente de sí se trataba o no de la “palabra de Dios”.

El trabajo de J. Wellhausen fue el verdadero iniciador de una tradición historiográfica para la Historia de Israel basado en la confianza en los hechos de los “libros históricos” y que ha dominado los estudios bíblicos hasta la actualidad y cuyos continuadores pueden ser considerados la “Escuela Alemana” y la “Escuela Norteamericana”. En líneas generales, estas corrientes sostienen que la “Monarquía Unida” fue histórica, aceptan la existencia del rey Dawid y Shelomoh, y sus postulados se los considera como el fundamento de la tendencia maximalista.

Frente a esta postura se sitúa una visión revisionista que pone en duda tales hechos negando, principalmente la fiabilidad de la fuente y que propone una Historia de Israel prescindiendo del texto Bíblico (más una prédica que un hecho). Quienes representan esta postura revisionista o minimalista (también denominada “Escuela de Copenhague”) son principalmente Th. Thompson, Ph. Davis, y N. Lemche.

Nosotros adoptamos una postura cercana al minimalismo, pero mantenemos reservas al respecto de ciertos presupuestos, como la de reducir a todos los relatos bíblicos a simples “fábulas”, ya que en ellos existen restos de historicidad, como expondremos más adelante. En este trabajo, trataremos de demostrar por qué razones no se puede considerar como real la existencia de la monarquía unida, utilizando para ello la misma crítica bíblica y analizando, finalmente la famosa Estela de Tel Dan, que en si misma es todo un problema histórico.


La inadecuación del nombre Yisra'el para la historia pre-helenística de Canaán. III Jornadas de investigación de la División Historia. Departamento de Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Luján. 4-5 de junio, 2008.

En el ámbito académico términos como "arqueología bíblica", "antiguo Israel" o "Biblia hebrea" han sido utilizados aún cuando la investigación reciente ha echado cierta duda y relativizado sus significados. Es así que en la presente investigación trataremos de demostrar que el mismo nombre "Israel" aplicado a la historia pre-helenística de Canaán es absolutamente inadecuado en tanto se utilice como referencia de una etnia, nación o pueblo, tanto como de un estado. A nuestro entender, el término "Israel/Yiśrā’ēl" se trata de un colectivo identitario surgido durante la cautividad babilónica.


El jansenismo y la controversia post-tridentina sobre la gracia y la predestinación (Siglos XVI-XVIII). VI Jornadas Nacionales de Historia Moderna y Contemporánea. Universidad Nacional de Luján, 17-20 de septiembre, 2008.

Uno de los clásicos problemas de la teología católica consiste en como conciliar el problema de la libertad humana con la potencia infinita de Dios, sin caer en el pelagianismo ni en el fatalismo protestante. Los teólogos de la Compañía de Jesús idearon en el siglo XVI un sistema por medio del cual pretendían salvar la omnipotencia divina al tiempo que mantenían la libertad del hombre; en contra de esta postura es que se desarrolló una terrible contienda, primero entre los teólogos de la Orden de los Predicadores y los de la Compañía de Jesús, para luego dar paso a una mucho más encarnizada entre éstos y los seguidores de Cornelius Jansen. En el presente trabajo nos proponemos comprender al jansenismo en su contexto histórico (siglos XVII-XVIII) tanto en sus doctrinas esenciales y que no eran sino una interpretación rigurosa de la doctrina de San Agustín, esgrimida contra los “molinistas”, como su relación con los conflictos de poder de fines de la Edad Moderna que derivarían en el cisma de la Iglesia de Holanda, que subsiste hasta el día de hoy.


  El jansenismo y sus transformaciones. Lectura en la Sociedad Frithjof Schuon, Buenos Aires, 27 de septiembre de 2008.

El jansenismo no fue un movimiento unitario, el mismo sufrió transformaciones importantes entre el siglo XVII y XIX cuando fue languideciendo paulatinamente y sus restos los absorbió el "veterocatolicismo". En este trabajo examinaremos esas transformaciones a lo largo del tiempo. En primer lugar examinaremos la "doctrina pura" del Augustinus de Cornelius Jansen, luego veremos como sus defensores, tras las primeras condenas de la autoridad Romana trataron de "salvar" la condena alterando el significado de los postulados y tratándolos de hacer acordes a la doctrina que desde Roma se decía defender. Será esta insistencia del partido jansenista en permanecer dentro de la Iglesia Católica Romana la que le permita subsistir, pero a la vez debilitarse cada vez más y la que le impidiera con el Sínodo de Pistoya, coordinar a los clérigos dispersos por Europa y formar una comunión separada y coordinada. Esta incapacidad será la causante de que el jansenismo termine relegado en Utrech, reclamando, hasta fines del Siglo XIX formar parte de la Iglesia Católica Romana. Cuando abiertamente se declare en cisma, lo hará bajo los auspicios del Vetero-Catolicismo y en señal de protesta por el Concilio Vaticano I.

 


  Los montes de piedad y su función crediticia y aseguradora en el Río de Plata. Historia y Archivos. Lectura en el Archivo General de la Nación. 2008.

 

En esta lectura se analizará brevemente como surgieron en Europa los montes de piedad y como estas instituciones fueron adaptados por la monarquía hispánica e implantadas en la América Colonial. Finalmente se hará un relevamiento de los fondos documentales conservados en el Archivo General de la Nación que contienen información al respecto.


El “Antiguo Israel” y la construcción histórica de la identidad. Jornadas de Jóvenes Investigadores de Historia Antigua y Precolombina. Universidad de Buenos Aires. 17 y 18 de junio, 2010.

Pocas veces las sociedades antiguas se proveyeron de una reflexión histórica, y solamente en un caso, este mismo “relato” ha sido elevado a la categoría de revelado e inspirado por la divinidad. Así pues la “Historia del Antiguo Israel” se construye sobre la aplicación del método crítico a un texto sagrado presuponiendo la historicidad del mismo. Uno de los resultados de estos análisis fue caer en las “trampas” que los redactores bíblicos dejaron. Así se llegó a establecer una serie de topoi: la existencia de un reino llamado Israel que unió a Judá y Samaria, una “Monarquía unida” signada por el gobierno de David y Salomón, la existencia de un “pueblo” anterior a la formación de la “Monarquía Unida” y que descansaba en un pasado nómada y patriarcal unido a un culto monoteísta que, finalmente, en la época de máxima expansión del “Reino de Israel”, estuvo centrado en Jerusalem.

Los avances de la “crítica bíblica” tuvieron dos grandes trabas: por un lado las fuertes condenas desde los sectores religiosos tradicionales, y en segundo lugar el presupuesto de que los textos eran en sí mismos históricos que los hechos narrados habían ocurrido.

Desde hace pocas décadas ha surgido una revisión profunda que ha puesto en duda la historicidad misma de los relatos bíblicos. Es en esta nueva corriente que se trata de situar la presente investigación.

El abordaje de la historia del Canaán pre-helenístico implica necesariamente revisar y estos lugares comunes y comprender, con ayuda de la filología y la arqueología como se dio origen a la excepcionalidad del caso de “Israel”. Nuestro trabajo, por consiguiente, tiene como objetivo examinar estos topoi especialmente en lo que se refiere a la “unidad étnica” de Israel y a partir de allí comprender la construcción de una identidad histórica.


Europa en América: la modernidad y transformación urbana en Buenos Aires. Crítica y defensa (1850-1910). III Jornadas Nacionales de Investigación en Ciencias Sociales. "Reflexiones sobre el Bicentenario" - Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales UNPSJB - Sede Comodoro Rivadavia 13-15 de octubre de 2010.

 

En el presente trabajo exploramos la función del Estado en la modernización y transformación urbana de Buenos Aires entre 1850 y 1910. La misma estuvo ligada de forma intrínseca con los movimientos económicos de la segunda mitad del Siglo XIX y el nacimiento del XX. No "cambió" solo la ciudad de Buenos Aires, sino también la campaña y sus centros urbanos a medida que la orientación atlántica del nuevo Estado se consolidaba y se erradicaba la inestabilidad política-institucional y monetaria. A nuestro entender fue la coyuntura económica de crecimiento local en un momento de crisis mundial lo que permitió el salto que provocó la admiración de los testigos del Centenario y que consolidada la unidad nacional, pudo ver realizado el sueño de la generación del '37 de hacer posible Europa en América



Producción agrícola e inflación en Buenos Aires tardo-colonial. IIIª Jornada de discusión de avances de investigación en Historia Argentina: fuentes, problemas y métodos. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Rosario, Pontificia Universidad Católica Argentina. 12 de noviembre, 2010.

En los últimos 30 años, la historiografía sobre la agricultura pampeana colonial mostró un cambio radical. La “Campaña Bonaerense”, que se pensaba dedicada extensivamente al ganado vacuno, fue considerada recientemente como una de las regiones cerealeras más importantes del Imperio Español.

Esta nueva hermenéutica de la agricultura colonial se diferencia completamente de las descripciones y análisis de los escritores del Siglo XVIII, para quienes la producción agrícola estaba en crisis. Una de las fuentes principales para formar esta " nueva visión" de la agricultura colonial fueron los “Diezmos”. En la presente investigación (que forma parte de un proyecto mucho mayor) analizaremos la recaudación de Diezmos entre 1767 y 1801. Estas cifras serán deflactadas por un Índice de Precios al Consumidor y comparados con los precios del trigo para el mismo período.

Nuestro objetivo es determinar si había realmente una gran producción agrícola o por el contrario estamos frente a un período inflacionario, lo cual influyó en la recaudación del impuesto agrícola.


La conformación de la unidad: Judá y Benjamín antes y después de la deportación babilónica. I Jornadas Problemas y abordajes de la Historia Antigua. Universidad Nacional de Mar del Plata, Facultad de Humanidades. 14 y 15 de abril 2011.

La importancia de la deportación del reino de Judá por Babilonia es fundamental en la construcción histórica de la identidad de “Israel”, ya que en el exilio no solo se conforma la noción de este colectivo identitario, sino, sobre todo surge el monoteísmo yahavista y la esperanza mesiánica. El “retorno a Sión” sobre el cual se basan la los textos post-exílicos (Esdras y Nehemías) hacen hincapié en la unidad de los deportados, especialmente entre Judá y Benjamín. Los estudios bíblicos han aceptado las tradiciones de esa unidad, basada en la subordinación de Benjamín a Judá, y por lo tanto al culto Yahavista de Jerusalén, propio de la Escuela Deuteronomista.

El presente trabajo, en cambio, pretende realizar una re-lectura de estas tradiciones. En primer lugar, proponemos la existencia de un enfrentamiento entre Judá y Benjamín en el periodo pre-exílico. En segundo lugar, intentaremos abordar la construcción de esa unidad para legitimar “el retorno” y la preeminencia de la élite yahavista-jerosolimitana durante el período persa.

Para nuestro trabajo nos basaremos, no solo en los relatos vetero-testamentarios, sino en el registro arqueológico, con lo cual, además podremos realizar una nueva datación de la escuela deuteronomista.